Reconozco que tengo debilidad por la juventud en general y, sobre todo, por la que a través de la cultura y con la música por bandera, rompe barreras, traspasa fronteras y nos demuestra que, también en Canarias, se pueden hacer cosas ilusionantes, impresionantes y aglutinadoras de identidad, de voluntades y de pueblos. Confieso mi debilidad por la Joven Orquesta de Canarias (JOCAN), dirigida por el no menos joven Víctor Pablo Pérez, y que, de igual manera, me encanta la Orquesta Filarmónica Juvenil de Tenerife “Miguel Jaubert”, dirigida por José Cubas. Ambas están elevando a nuestra juventud y demostrando que la unidad de Canarias, no solo es posible, sino que es un deber y una obligación de todos nosotros.

Pin It on Pinterest